Bio


 

Marta Moya (Bilbao, 1974) tuvo su primera infancia en tierras vascas y la segunda (y actual) entre Madrid y Cuenca. Tras estudiar ADE y Marketing, trabajó buscando tareas creativas en esas instituciones llamadas bancos. ¡Cuantas cuentas! -dijo-¡aquí no se puede dibujar! Y, como le pasó a Gauguin, decidió que a su vida le faltaban colorines. Se licenció en Bellas Artes y, desde entonces no dejó de pintar. Creaba seres como un dinosaurio sin nombre, una oveja o un cocodrilo desconocidos…Un día se encontró con un poeta que guardaba un niño dentro y que le contó como se llamaban y cuál era su historia.

Marta Moya, de las cuentas a los cuentos.